Browse By

All posts by Federica Bordaberry

Comunicación interracial

Una de las facetas más oscuras del poder de comunicar es la responsabilidad de ser el mensajero de Zeus, el súbdito de Cronos y el esclavo de Hades. Estirar un brazo o pronunciar la primera palabra. Clavar las garras en un pecho o llegar a

Eichmann derrotado

No tiene ni la menor idea de hacia dónde se dirige. La alimaña corre, galopa y agita su respiración. El corazón late a más pulsaciones de las que puede resistir, pero parece no interesarle. Una larga lengua colgando y abundante pelo ensopado en libertad.  A

La melodía de Caín

El arte de encontrar al culpable a través de sus movimientos nerviosos, sus gestos neuróticos y sus respuestas dilatadas a preguntas tan asesinas como el victimario. No hay peor asesino que el que no siente culpa, el que mata a uno de los suyos sin

Nuestro hombre

Frente a frente con un rostro nuevo. No lo hemos visto nunca, ni usted ni yo. Sin embargo, no podemos evitar construir la historia de su vida. No podemos evitar darle una identidad a esta cara tan amigable. Insistimos en hacer cada marca de su

El gusano cultural

Hablemos de los símbolos, sin ahondar en teorías literarias ni comunicativas, claro. Hablemos de los símbolos como se habla entre amigos, sin profundizar tanto. Su antigüedad lleva a que, a veces, no nos demos cuenta del poder que tienen nuestros puños. De cómo pueden literalmente transformar

Horizontes desdibujados

Esta fotografía fue tomada en algún lugar remoto del interior de Uruguay. Junto a ella vengo a mezclar algunos mitos y a desmitificar otros. Con el horizonte borrado y el cielo en cada rincón no hay más remedio que ponerse en el lugar de Narciso.

El mito del Elefante y la reina

Le aseguro que usted sabe de lo que le hablo cuando le digo que solemos perder apuestas, pura y exclusivamente, por poseer la facultad de la terquedad. No digo que la reina Isabel lo sea, pero el fotógrafo se manejó muy bien a la hora

El sujeto

El sujeto acostumbraba a que la vida lo atropellara. El tiempo siempre está en ventaja y por mucho que el sujeto corriera, el sujeto nunca podría ganar. El sujeto decide dejar de correr, hacerse a un lado y caminar admirando el paisaje. Levanta los brazos

Con árboles de fondo

Hay situaciones de las que el ser humano, justamente por ser humano, se aleja. Algunos de nosotros, obligados a tomar protagonismo en el asunto, nos acercamos a una distancia prudente. De la misma manera, los árboles de la ladera toman su distancia ante la presencia